martes, 17 de octubre de 2017

El Por qué de las cosas: ¿Un pueblo llamado Venta de Pantalones?

Saludos amigas y amigos.

Hoy vamos a intentar descubrir el origen de uno de esos atípicos pueblos de este país, que la gran mayoría de la gente desconoce absolutamente, pero que son famosos por la singularidad de su nombre.

En la provincia de Jaén tenemos lugares bautizados de un modo singular, por ejemplo tenemos una ciudad con nombre de mujer (La Carolina), tenemos un pueblo con nombre de isla atlántica (Santa Elena esta vez sin H)  y tenemos un desfiladero con un nombre singular (el Paso de Despeñaperros).
 
 

Pero si existe un lugar que llama la atención sobre todos estos, sin duda es Venta de Pantalones. 

Esta pequeña aldea, del término municipal de Martos, es famosa por su nombre, aunque el hecho de ser famoso no siempre significa que sea bueno.
 
Libra de Santa Helena
Según el Diario ABC este lugar, es el pueblo de Jaén con peor fama digital.

Según la revista FHM España, este lugar es un auténtico cachondeo en si mismo.

Según el programa de radio La Parroquia del Monaguillo de Onda Cero (hoy ya cancelado) es un lugar ideal para hacerse la "típica foto estupida de viaje". 

Y han sido muchos otros medios los que se han hecho eco de este lugar (Ahora Caigo Antena 3, etc) 

En internet, también existen algunos artículos hablando de los pueblos de España con los nombres más raros que incluyen este (a todos ellos les mando un saludo "afectuoso" por qué no paran de utilizar las fotos de este blog para sus artículos...luego si les cae una denuncia por derechos de autor, seré yo el capullo) pero en definitiva todos hablan de esta aldea  sin haber puesto jamás un pie en ella.

Se quedan con lo fácil, con el nombre y ya y aunque dicen que la publicidad, sea buena o mala siempre es para bien, ni tan si quiera se paran a pensar de dónde viene este nombre o que guarda este escondido pueblecito de Jaén.
 
 
 
Venta de Pantalones es una aldea hoy despoblada al sur del término de Martos. Muy cercana al límite entre Martos y Alcaudete, se encuentra en la carretera que hasta hace unos años comunicaba ambas localidades.

El origen de su singular nombre viene de la existencia de una venta en el lugar. 

Bien es sabido que hasta hace poco más de 180 años, los únicos medios de transporte que existían eran los burros, caballos y mulos. 

Carretera de Otiñar en 1920
Las distancias eran mucho mayores que hoy día, y recorrer los kilómetros  entre municipios (que hoy recorremos en minutos) suponía dedicar días enteros. Esto suponía quedar expuestos a los elementos, a fuertes lluvias, salteadores de caminos o calores extremos que obligaban a parar y buscar refugio en las ventas que salpicaban las antiguas carreteras.

Estas Ventas ofrecían cobijo, comida y cama, (eran lo que hoy llamamos Hotel Rural, sin tanto encanto claro) y muchas veces en torno a ellas, surgieron pueblos enteros, atraídos por el flujo constante de viajeros. 

 
Esto ocurría en Venta de Pantalones, que con el paso de los siglos pasó de ser una simple Venta de paso a convertirse en aldea. Su origen pudo ser muy antiguo, cerca se encuentran varios yacimientos arqueológicos íberos y romanos junto a una calzada romana, que comunicaba Granada con Córdoba vía Alcala la Real-Martos.

 
La población de Venta de Pantalones se vio favorecida por la construcción de obras públicas muy cerca de ella, como el Puente sobre el río Víboras (otro nombre curioso que otro día trataremos) de la época de Isabel II construido a pocos metros de la aldea y la construcción de la vía de ferrocarril Linares-Puente Genil, que a pocos kilómetros construyó uno de los puentes más grandes y espectaculares de toda la vía.

 
Pero su singular nombre le viene por una persona, uno de los venteros que administraron este lugar. Su nombre se perdió con los años, pero lo que si se conoce es su apodo "el tío pantalones". Parece que este buen señor, era bastante bajito y obligado por la pobreza de aquellos años, acostumbraba a utilizar pantalones varías tallas mayores a la suya, posiblemente por ser ropajes heredados. 

 
Lo exagerado de sus ropas, le dio el apodo que poco tiempo después bautizó al lugar como la Venta del Tío Pantalones. Como el nombrecito era demasiado largo (demasiado largo para esta Andalucía en la que siempre abreviamos al hablar) al poco, el nombre fue reduciéndose hasta que el "tío" quedo en el olvido...pero su venta quedo bautizada por siempre gracias a el...

Y así, de la manera más inocente surgió este famoso, desconocido e incomprendido pueblecito, hoy prácticamente deshabitado y convertido en zona de recreo y veraneo que solo unos pocos conocen... para su desgracia, pues es uno de los lugares más hermosos de esta parte de la provincia.
 

1 comentario:

  1. La variante de la carretera de Martos a Alcaudete, que tanto ha facilitado la comunicación entre ambas, ha hecho que Venta de Pantalones se quede aislada. Pero aún está transitable la antigua carretera y sólo hay que desviarse antes de llegar al cruce con La Bobadilla.

    ResponderEliminar