sábado, 10 de agosto de 2013

Venta de Pantalones, mucho por descubrir. #VeranoEnJaén

El verano también es tiempo de reivindicación.


Y hoy quiero escribir esta entrada que hacia ya mucho tiempo que tenia pendiente, por numerosos motivos:

Primero para dar a conocer una zona de esta provincia, completamente desconocida, tanto que si uno consulta esta enciclopedia mundial que es Internet, en donde existen millones de paginas y datos (otra cosa es que sean ciertos o falsos) no encontrara nada de este enclave llamado Venta de Pantalones.


Segundo, por justicia, ya que la Venta de Pantalones es un lugar "con mala fama" según algunos,como el Diario Abc, que califico a la Venta de Pantalones, junto a otros muchos lugares de España, como "el pueblo de Jaén con peor fama digital". Seguramente esos periodistas ni siquiera conocían ninguno de los lugares de los que escribían.

Tercero y ultimo, para reivindicar no solo que se de a conocer esta pequeña aldea, si no para que se tenga consciencia de todo cuanto guarda y de como se podría poner en valor.

En estas ultimas semanas habéis conocido de mi mano, el Nacimiento del Río San Juan, o el Nacimiento del Río frío, o el Área Recreativa del Charco del Aceite, hermosos lugares, en los que en algún momento los ayuntamientos, o la Diputación se fijaron en ellos para acondicionarlos y adaptarlos para disfrute de todo el mundo.

Fauna del Río Víboras a su paso por Venta De Pantalones
Pues bien, aquí en este lugar conocido y visitado sobretodo en verano, también podría crearse una pequeña área recreativa, muy necesaria para el disfrute de las muchas personas que lo visitan hoy en día, sin ningún tipo de infraestructura y de muchas otras que seguro serian atraídas hasta este lugar.

Y te preguntaras: ¿ Que es esto de la Venta de Pantalones ?
Se trata de una pequeña aldea, situada en la frontera de Martos con Alcaudete.


Para llegar hasta aquí se debe tomar la carretera que une los dos pueblos y pocos metros después del cruce hacia Las Casillas de Martos, surge un desvío hacia la carretera a-6051, antigua carretera que hoy en día apenas soporta trafico alguno.


La Venta de Pantalones, seria una de tantas aldeas surgidas junto a las vías pecuarias y carreteras transitadas que comerciarían con los transeúntes, todo tipo de productos e incluso ofrecerían hospedaje y comida.

Probablemente en esta aldea, existiría algún tipo de confección de pantalones que alcanzo cierta fama y ese sea el origen de su actual denominación.

Actualmente la Venta esta despoblada y a quedado como zona de veraneo, pero sus casonas aun guardan todo su esplendor de antaño, y aun siguen sus pequeñas calles junto al recuerdo de un horno de pan, su tienda y de sus antiguos habitantes.



Aun así, esta zona es muy concurrida en verano, sobretodo por marteños y alcaudetenses, ya que muy cerca de las casas discurre el Río Víboras ( del que hablare muy pronto y que no tiene absolutamente nada que ver ni con serpientes ni víboras ) que forma varias pozas y profundos remansos en todo el entorno próximo a la aldea.

Puente de Isabel II con bañistas

Discurre además por un puente histórico, construido en tiempos de Isabel II en el que se refugian los bañistas ya que bajo sus pilares, construyeron una obra hidráulica para el riego, que forma un improvisado tobogán y una zona para colocar mesas o sillas. Unos pilares además que guardan mas de una historia, ya que algunas de sus piedras están toscamente labradas y dejan entrever inscripciones como: "Viva Rusia" o "Viva la Cnt" que apenas ya se aprecian pero que nos cuentan historias quizás, de los maquis que estuvieron escondidos por estas sierras o de algún trabajador que vivió por la zona en tiempos de Alfonso XIII o la Guerra Civil.

El escurridero


Las frescas y transparentes aguas del río, son un regalo para los niños y adultos que pueblan sus orillas en este tiempo, y algunos incluso pasan semanas acampados en las alamedas que crecen alrededor del río.


Frescas y transparentes aguas del Víboras 
Como digo, si esta zona ya es bastante concurrida sin existir apenas nada, mas que lo que da la propia naturaleza...con un poco de esfuerzo aquí podría surgir una bonita zona de baño.



Pero la Venta de Pantalones guarda aun muchas sorpresas. Por aquí también pasa la Vía Verde del Aceite y si seguimos su trazado desde este punto, a escasos dos kilómetros hacia Alcaudete nos encontramos un particular y curioso trozo de historia.


Un puente romano, con restos de lo que fuera su antigua calzada se alza como símbolo del esplendor de la antigua Roma por estos lares.


Pero la estampa de este puente se torna aun mas curiosa cuando a escasos metros, se construyo en el siglo XIX un puente metálico para el Tren del Aceite, que fue una autentica obra de ingeniería para la época ya que era uno de los mas grandes y mas largos construidos en España.


La imagen de ambos puentes unidos por la historia es muy especial y fotogénica.


Pero no termina aquí, nuestra ruta.


La presilla junto a las adelfas
Si uno se aventura a discurrir por el cauce del río, entre floridas adelfas y chopos, se adentra en un corto cañón fluvial de considerable profundidad, en el que son muchas las personas que también encuentran una zona de baño, ya que también debajo de este formidable puente, bautizado como "El Pontón" se construyo una pequeña presilla, para embalsar agua de riego, que forma una hermosa zona húmeda rodeada de flores y de cascadas.


Como veis, son muchos y numerosos los motivos para conocer este pequeño rincón olvidado de Jaén y muchos mas para darlo a conocer.


Espero que lo disfruten.


20 comentarios:

  1. Me ha parecido interesante tu reportaje, y aplaudo tu interés por difundir la existencia y las esquisiteces de determinados lugares de la zona. Graciaspor ello y saludos desde Málaga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por tu visita y gracias tambien por tu comentario.

      Queria poner mi pequeño granito de arena, para que esta zona olvidada salga a la luz ya que tiene mucho que enseñar y seguro que le gustaria a mucha gente.

      Gracias de nuevo a ti y un abrazo muy grande.

      Eliminar
  2. Muy buena entrada amigo ,como siempre deslumbrandonos con rincones de nuestra tierra perdidos,que ni siquiera sabes que existen.Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la cuestion! Rescatar lugares "perdidos" para que se conozcan y todo el mundo pueda disfrutar de ellos.

      Lugares como este merecen su justo reconocimiento!

      Un abrazo y nos leemos en septiembre, que estoy un poco liado con reformas en casa y no puedo escribir!

      Eliminar
  3. Muy interesante el reportaje sobre la naturaleza de tierras de Jaén. Durante los días 16 al 30 de agosto voy a residir en Martos y trataré de conocer parte de lo que aquí nos informas. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos amigo! Gracias por su comentario y espero que disfrute de este pequeño rincon de nuestra tierra!

      muchisimas gracias por visitar mi blog y felicidades por el suyo, me a gustado mucho!

      Eliminar
  4. Muy interesante tu artículo, muchas veces he pasado por ahí y nunca me he decidido a dar una vuelta por la zona. A partir de ahora lo tendré en cuenta.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces, nos sorprendemos de tanto como nos rodea y no conocemos! Me alegra que te guste y te recomiendo la visita.

      Eliminar
  5. Hola,añadiria que es lugar de paso obligado para realizar infinidad de rutas en bici de montaña y carretera,para acceder a la sierra Caracolera,sierra Ahillos,via verde,etc.
    Como bien decis seria estupendo acondicionar la ribera del rio para poder disfrutarla en familia.
    Enhorabuena por su blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos cosas desconocidas que podrian aportar muchisimo a nuestra ciudad! Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  6. mola esto, siendo de Martos y sin conocer esto...............

    ResponderEliminar
  7. Es precioso! Mi abuelo era de allí y he tenido la suerte de poder conocer la venta de pantalones, un sitio con mucho encanto. En cuanto al reportaje está de 10, está bien que la gente conozca la venta de pantalones para que comprueben por ellos mismos que lo bonito que es.

    ResponderEliminar
  8. Hace algunos años, puede que fuera en el año que existe 2013 en el documento, ya tuve el honor o la suerte de visualizarlo: Quiero recordar de haber hecho algo de comentario, y conozco la venta Pantalones bastante bien, tengo grandes recuerdos del lugar. Recuerdo un BAR y un salón en el cual en ocasiones solían hacer BAILES.

    ResponderEliminar
  9. Precioso reportaje!! yo siempre que he podido he disfrutado de este paraje en todas sus facetas!!

    Saludos compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias compañera! Ojalá tuviéramos más cuidado ese hermoso lugar! Gracias por leerme!

      Eliminar
  10. Bonito reportaje. El paraje es precioso,Me trae recuerdos de niñez donde iba con mis padres muy a menudo. Si es una pena lo descuidado que está, fui hace unos días y justo debajo del puente llego una manada de cabras con la suciedad que dejan. Creo que tienen derecho pero deben estar limitados y controlados.

    ResponderEliminar
  11. Tengo muchos y buenos recuerdos de La Venta de Pantalones en mi infancia.
    Ahí vivían mis tíos,en la última casa en dirección Alcaudete.Ahora la utilizan mis primos para alguna comida de domingo en familia.
    Allí cumplí mi primer año de mis 45 actuales.Luego cumplí unos cuantos más de una divertida infancia llena de aventuras en la Venta de Pantalones.
    Hoy es lugar de paso de mis salidas en bici,tanto de montaña como de carretera.Cuando lo cruzo actualmente,lo veo pequeño y triste comparado con los recuerdos que conservo de antaño.
    De la época que tengo guardada en mi cabeza ( finales de los 70 y principio de los 80),recuerdo con cariño que aún siendo un lugar de reducidas dimensiones,nos daba de sobra para múltiples actividades de ocio.
    Jugábamos partidillos de fútbol en la era situada por encima de casa de mis tíos.A pesar de tener sólo dos calles,estas eran más que suficientes para que un puñado de chavales,entre autóctonos y veraneantes,jugasemos al escondite.
    Pasábamos jornadas enteras dedicadas a explorar los alrededores.Con suerte veríamos algún jabalí o cualquier otro bicho escurridizo.
    Cuando la imaginación o el calor no nos dejaba hacer otra cosa,nos tocaba bajar al río a refrescarnos.Alli también explorabamos siguiendo el curso del agua,buscando algun pequeño salto de agua,que a nuestros infantiles ojos eran las cataratas del Niágara.
    Cuando el baño terminaba nos tocaba subir.En ocasiones "robábamos" alguna mazorca maíz para que nuestras madres las asaran y así disfrutar de comida conseguida por nuestros propios medios.
    Había en aquella época una pequeña tienda.Alli corríamos con nuestras pesetas en busca de chuches cuando nuestra escasa economía lo permitía.
    Un poco más arriba había un bar que hacía las veces d pensión en las escasas ocasiones que alguien ajeno decidía pernoctar allí.
    Según entramos a la izquierda,ahora vemos una casa en lo que antaño fue una escuela.Aunque eso fue anterior a mis años de veraneo.Yo la recuerdo cerrada a cal y canto e intentar ver el interior por algún resquicio o ventana.
    Recuerdo las siestas obligatorias que habíamos de hacer mis primos y yo en la planta superior o cámara.De no dormir o no dejar dormir a los mayores teníamos pena de zapatillazo.
    Si tengo recuerdos de ver una tele en la casa.Pero no recuerdo verla nunca encendida.Cuando estaba allí no teníamos tiempo de teles ni dibujos animados,todo nuestro tiempo era para jugar y,por la noche caer rendido.
    En una época donde la carretera que cruza la Venta era la única para llegar a Alcaudete,de vez en cuando algún coche se pegaba un "topetazo" ya que un poco más arriba hay alguna curva complicada.
    En fin,grandes recuerdos de este pequeño lugar.
    Recuerdos de una feliz y divertida infancia.

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado su reportaje,sobre todo porque he puesto nombre a todas esas cosas que me rodean durante 3 meses del año en el cortijo "El Pontón", a dónde me desplazo desde un pueblecito de la sierra de Cádiz, para la recogida de la aceituna. Es una maravilla despertarse rodeada de estos paisajes tan maravillosos. Muchas gracias.

    ResponderEliminar