sábado, 2 de febrero de 2013

Laguna del Hituelo: De ruta por los humedales de Martos

Saludos amigos y seguidores.

Hoy 2 de Febrero es el Día Mundial de los Humedales y para celebrarlo os invito a conocer este tipo de ecosistemas de los que tenemos varios ejemplos en Martos y así ya aprovechare para daros a conocer nuevos lugares de interés sobre mi querido pueblo que aguardan ser visitados, además de en un futuro puestos en valor.


Las zonas húmedas son ecosistemas de una importancia vital desde el punto de vista climático ya que contribuyen a la recarga de los acuíferos y mitigan el cambio climático al ser sumideros de CO2. Son también un importante reclamo que en Andalucía suele mover gran cantidad de turistas.

Por desgracia en la década de los años 60-70 del pasado siglo, una gran parte de este patrimonio natural fue destruida y esta conducta se siguió produciendo en los últimos años. 

En Martos tenemos ejemplos de ello: Los Charcones, la laguna de la vega y muchos más son nombres que quedaron perdidos en el olvido...

Otras como la laguna del Rompesacos o Naranjeros persisten aunque muy modificadas con respecto a su aspecto anterior.

Espero que desde este humilde blog, ayude a conocer y promover la protección de estos espacios para disfrute de todos y como fuente de riqueza para nuestra ciudad.

Comenzáremos la Ruta en el paraje de Motril (del que ya escribí en otra ocasión) junto a la Orujera, donde discurriremos junto a los olivos centenarios. En el primer cruce giraremos a la derecha por un carril que poco a poco comenzara a perder altura conforme nos encontramos con un arroyo de aguas salobres.

Junto a este encontraremos las Antiguas Salinas de Martos, una antiquísima industria que estuvo funcionando durante varios siglos y que tuvo una notable importancia. 





A pesar de que lleva mucho tiempo abandonada, aún se pueden ver claramente las tablas donde se desecaba el agua para extraer la sal. Visto desde arriba podemos hacernos una idea del  tamaño que tenia este lugar donde aún hoy en día surge a borbotones de dos pequeños pocillos agua salada que crea curiosas formas y que se sigue acumulando sin que ya apenas nadie la recoja.


De vuelta al carril inicial, recorreremos varios kilómetros por la campiña marteña pasando por la Laguna de Rompesacos que a pesar de que fue roturada y transformada en charcas para acumular las aguas de lluvia, nos deja una idea aproximada de como podría ser originalmente.


No muy lejos encuentra la Laguna de Naranjeros, modificada también para ser una simple cubeta para el riego aunque el paso de los años y un lento pero continuo proceso de naturalización le va dando quizás un cierto aire de como fue antaño...


También a un kilómetro aproximado de esta se encontraba la Laguna de Majalcoron que fue desecada y de la que tan solo queda un inmenso solar.


(También existía la Laguna de las Aceras, a dos kilómetros de Monte Lope Alvarez que en años lluviosos suele llenarse, aunque de nuevo fue desecada)



Pero continuemos pues lo mejor de la ruta esta por llegar.

Si continuamos por el carril llegaremos al Cortijo del Madroño, encantadora casería que ha sido sometida a un acertado proceso de embellecimiento para albergar bodas y todo tipo de celebraciones.


Y así llegaremos a la Laguna del Hituelo, una de las más importantes de la provincia (y también de las más desconocidas) que afortunadamente se ha conservado en buen estado y ha sobrevivido, no sin contratiempos, a la quema o más bien seca de la mayoría de los humedales marteños.
Si visitamos este humedal en años lluviosos, ya desde lejos nos llamara la atención la algarabía y la multitud de especies que en ella se refugian.


La laguna esta formada por un bosquete perilagunar de tarays, juncos, castañuelas, eneas y cañizos donde se refugian muchas especies, algunas de una importancia ecológica crucial como es la Focha moruna (Fulica cristata) en peligro de extinción que tiene en el Hituelo una importantísima zona de cría.



También se encuentran especies como la Malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala), Aguilucho lagunero (Circus aeuruginosus), Cigüeñuela (Himantopus himantopus)


 Avoceta (Recurvirostra avosetta), Ánade real (Anas platyrhinchos), Anade friso (Anas strepera)


Focha común (Fulica atra) 



Y por supuesto una importante población de Flamenco (Phoenicopterus ruber ) que puede superar el centenar de ejemplares ya que es una zona de paso hacia la Laguna de Fuente de Piedra en Málaga .

El vuelo del flamenco en Fuente de Piedra

Para acercarnos es conveniente caminar con la mayor cautela y silencio posible y ni que decir tiene que deberemos respetar esta zona de forma escrupulosa.


Yo os invito a descubrir esta aula de naturaleza al aire libre, que os sentéis y que os dejéis enseñar por todas las lecciones que os aguarda la madre naturaleza.


Sabréis así, que este Oasis, esta marisma de los olivares es un lugar muy especial, para respetar y para salvaguardar.




Disfrutad y feliz Día de los Humedales!

3 comentarios:

  1. Como bien dices, paraisos desconocidos. Yo descubrí alguno de estos humedales gracias a un excelente guia ;-).
    Espero que salgan del ostracismo paisajístico en el que se encuentran, para darlos a conocer, porque merece la pena.

    ResponderEliminar
  2. No había visto ninguno,estos son los primeros,si no te importa seguire tu blog.Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Preciosos parajes para mi desconocidos, una pena k no se hagan rutas y se den mas a conocer pues me suenan dos o tres nombres pero los demas totalmente desconocidos y con las sequias k estamos viviendo cada vez se perderan mas. Yo recuerdo de pequeña sitios de humedales k ya no mantienen agua y han plantado olivos x lo k ya no se ve nada, habia zonas k acumulaban agua como donde estan las casas k hay entre la cooperativa y la misma calle Juan Carlos I k durante dos o cuatro años se hacia una laguna como la llamabamos k no se podia pasar x allí, el 1er año k la conoci salia el agua de alli constantemente y la mayoria se ponian los pies mojados al cruzar la ctra yo iba con botas hasta la rodilla y no me moje pero si me hizo dar la vuelta x la estación de autobuses años mas tarde.

    ResponderEliminar