miércoles, 16 de mayo de 2018

Todos invitados a la IV ruta por la memoria

Un año más nos disponemos a viajar por el tiempo para conocer el pasado más reciente de la ciudad de Martos.

Aún hoy sigue sorprendiendo la circunstancia real de que es más fácil obtener información de hechos que ocurrieron hace miles de años como la República Romana y la República Tuccitana o cientos de años como la época de la reconquista y llegada de la Orden de Calatrava a Martos, que de la II República Española o la guerra civil, que son hechos que vivieron nuestros abuelos y que casi siempre viven en el olvido aunque no haga ni un siglo que ocurrieran.

Es aún peor, se silencia de forma interesada estos temas que para algunos deberían ser borrados totalmente. Curiosamente, los que defienden este olvido, son los mismos que defienden con uñas y dientes, que genocidas reconocidos tengan calles dedicadas a su nombre y ponen el grito en el cielo, cuando se las quitan. Los mismos que hablan de reabrir heridas, son los que no permiten cerrarlas, los que permiten que se gasten miles de euros en repatriar a los españoles que murieron en Rusia luchando con los nazis, pero no permiten que se exhumen a los represaliados por la dictadura, supuestamente por que no hay dinero, o por qué el dinero destinado a estos fines, se dedica a conservar la única tumba de un dictador que queda en Europa.


Si a esto le sumamos, que está de moda inventarse la historia (cuanto más absurda sea mejor), diciendo que Franco no era un dictador, que Hitler era socialista (que bien hicieron Los Simpson en cachondearse de los “comunistasnazis”) o que la Alemania Nazi y la Italia Fascista no ayudaron a los sublevados en la guerra civil, amen de otra serie de perlas, esta claro que viajar a la historia y analizarla como historia que es para aprender de ella y no volver a repetirla, es más necesario que nunca.


Por eso más que nunca hace falta viajar a la historia, para conocer como se vivieron aquellas jornadas infernales del 18 de Julio de 1936, cuando se inició una guerra que nunca debería haber existido.

Una guerra en teoría civil, en la que participaron buena parte de los estados europeos que después se enfrentaron en la II Guerra Mundial. Una guerra que fue un laboratorio para las armas que se usaron en tal conflicto.


Una guerra diferente, que provocó infinita mente más víctimas civiles que militares.

Una guerra en la que por primera vez se usaron la aviación contra la población civil.

Un conflicto en el que surgieron fuerzas y cuerpos especiales con nuevas técnicas de lucha.


Una guerra que afectó directamente a nuestra ciudad de un modo demasiadas veces desconocido y que nos toca analizar.


Una parte de nuestra historia en definitiva por conocer y genera mucho interés. Un interés creciente por cierto, como queda demostrado en estas rutas de la memoria que comenzaron con 40 participantes y en su última edición ya se acercaron al centenar.


Un viaje necesario, que realizaremos el próximo domingo 20 de Mayo, a las 18:30 horas desde la Plaza de la Fuente de la Villa organizada por la Secretaría de Memoria Historica del PSOE de Martos.

¿Te vienes a viajar por la historia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario